¿Peluquería para hombres? Es una realidad.

¿Quién dice que los hombres no van a la peluquería? Si en 1940 la peluquería “Paris” era muy concurrida por los caballeros, en el cual encontraban el servicio de lustre y corte de cabello. Esto dio lugar a que un año después, el 20 de agosto de 1950 se funde el Centro de Peluqueros Peinadores del Paraguay, acompañado por un gran comité de peluqueros. Luego de eso se iniciaron salones como “Fígaro”, “City”, y a partir de 1973, el “Clan Cáceres” , vigente actualmente.

La gran curiosidad que genera en “ellos” el por qué las mujeres tardan tanto en el salón de belleza, de alguna manera, ayudó para que concurran a los salones masculinos y experimenten los tratamientos “de belleza” para verse bien en ocasiones especiales.

En su mayoría, los hombres iban a los salones para afeitarse, en ese tiempo se colocaba mucho jabón, se afeitaba con navaja  Por la silla había un cuero que era para afilar la navaja, no se usaba agua, sólo se limpiaba con la toalla, y después se colocaba la piedra de alumbre, servía para dejar la piel bien estirada, si se irritaba la cicatrizaba, como las cremas actuales.

Los cortes eran hecho a máquina o a mano. Se usaba el jopito, bien elevado en la parte del flequillo. Luego apareció la peluquería Jean Wess (1965). Empezaron a innovar la técnicas para mejor atención al cliente, a la vez, se empezó a ofrecer servicios de manicura, pedicura para hombre, de ésta manera los hombres se relajaban leyendo revistas argentinas, que eran las que había en ese entonces en los salones.

Los peinados eran siempre look mojado, bien cortito, se usaba mucho el corte medio americana, todo se hacía con máquina de mano. Como experiencia se tiene que en ocasiones, los caballeros no se lavaban a menudo el cabello, esto provocaba que la máquina se trancara, por la suciedad, estiraba el cabello y dolía, es por eso que muchos hombres no aceptaban el corte con máquina.

Posteriormente aparece la máquina eléctrica, en la década del 70, solucionó el problema, y  la calidad de servicio. En ese tiempo se empezó a utilizar el aire acondicionado, para más comodidad, anteriormente sólo tenían un pequeño ventilador, que daba mucha incomodidad en las estaciones de calor y hacía que los clientes se impacienten y no concurran a las peluquerías.

El 6 de septiembre de 1976 el Clan Cáceres inaugura el primer Spa para hombres, teniendo gran aceptación y concurrencia.. En 1993 ya cuentan con un equipo moderno, en el cual ya se brindaba servivios de masaje, peluquería, manicura.

Ha mejorado notablemente el trabajo de los peluqueros, tanto, que actualmente, hay muchos salones exclusivamente para  hombres, con los mismos tratamientos de la peluquería femenina. Ahora bien, quién dice que los hombres no van a la peluquería, está equivocado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: